Idioma

 
  • Home
  • Noticias
  • Movidos por el viento

Comparte En:

Movidos por el viento

24 Jul 2013

La empresa que se arriesgó a demostrarle al mundo que se puede generar bienestar a la vez que se protegen los recursos naturales es Bimbo, un orgullo para nosotros los mexicanos. Luis Manuel Guerra

Autor: Luis Manuel Guerra (quimicoguerra@inane.org)

Fuente: Crónica

México, D.F. a 21 de julio 2013.- Este jueves pasado en la madrugada estaba yo escuchando el noticiero de Radio Red, y me preguntaba cómo es que habíamos creado los mexicanos este país convulso y violento que es hoy en día México. Una tras otra, tras otra, tras otra, las noticias daban cuenta de los asesinatos, secuestros, extorsiones, amagos, usos indebidos del poder, falta de justicia, impunidad, ocurridos en las últimas veinticuatro horas. Y me preguntaba también: ¿Cómo vamos a salir de este “mal de siècle” (la enfermedad del siglo)? Y entonces escuché una noticia que me hizo abrir los ojos con esperanza: Una empresa mexicana de alimentos inauguraba este jueves pasado su primer Centro de Ventas Verde. Un centro que capta el agua de lluvia, que usa LED’s (Diodos Emisores de Luz), que tiene muros naturados, y que recibe su energía eléctrica de un campo eólico en Oaxaca. Ahí se daría el banderazo para que setenta y tres vehículos eléctricos diseñados y desarrollados por jóvenes ingenieros de la empresa empezaran a repartir sus productos en el Centro Histórico de la ciudad de México.

Estos vehículos se cargarán diariamente con la energía del viento de Oaxaca. Me incorporé en la cama “electrizado” de optimismo. “Ahí está”, me dije, “la respuesta al mal de siècle (mal del siglo)”. México no es “violola matola, colgola”, mi México es creatividad, innovación, audacia para resolver, empuje para crear bienestar. “¡Carajo! Ahí está, cómo salir de esta espiral descendiente de deterioro y desánimo” me dije mientras brincaba de la cama con un salto de alegría. “Teniendo ejemplos exitosos que eleven la conciencia ecológica de nuestra gente”, me dije. Ese es el camino. La empresa que se arriesgó a demostrarle al mundo que se puede generar bienestar a la vez que se protegen los recursos naturales es Bimbo, un orgullo para nosotros los mexicanos: Bimbo es la empresa productora de pan más grande del planeta Tierra. Frente a las noticias devastadoras de la madrugada, esta noticia de la inauguración del Centro de Ventas Verde en Avenida del Taller eclipsó los susurros malditos del Huitzilopochtli negro que nos persiguen a los mexicanos, y me impulsó a seguir trabajando por lo que verdaderamente vale la pena: Generar riqueza cuidando a nuestra gente y al medio ambiente. Déjame transcribirte lo que la revista Forbes y la revista CNN-Expansión escribieron al respecto:

“Con una inversión cercana a los 20 millones de pesos, Grupo Bimbo inauguró el primer Centro de Ventas Ecológico en el Centro Histórico de la ciudad de México. Contará con 73 vehículos de distribución, movidos con motores eléctricos que fueron diseñados en su totalidad por técnicos de Bimbo.

Daniel Servitje, director general y presidente de Grupo Bimbo, en compañía de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, así como los Subsecretarios Federales de Energía y Medio Ambiente; Mtro. Leonardo Beltrán Rodríguez y el Ing. Rafael Pacchiano Alamán, respectivamente, inauguraron el Centro de Ventas.

En un comunicado, Javier González Franco, director General de Bimbo S.A., refirió “el nuevo Centro de Ventas Ecológico cubrirá las necesidades de distribución de la empresa en el Centro Histórico de la ciudad de México, a través de la nueva flotilla movida por el viento”.

Daniel Servitje mostró su satisfacción por completar el ciclo sustentable de las operaciones y a partir de ahora la distribución. “Hace menos de un año inauguramos el parque eólico, Piedra Larga, y hoy nos encontramos usando esta fuente renovable de energía para alimentar las operaciones de vehículos que no generan emisiones al ambiente y colaborarán en la movilidad de esta zona tan importante para nuestra ciudad”.

Se detalló que el Centro de Ventas Ecológico integrará sistemas de captación de lluvia, y reciclado total de agua para el lavado de los vehículos, un aerogenerador, muros verdes, celdas solares y mecanismos de iluminación eficiente.

Finalmente el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, reconoció el compromiso de Bimbo en materia ambiental, aportando propuestas concretas que abordan de manera efectiva los retos que requieren la participación, de sociedad, empresas y gobierno”.

“La compañía panificadora Grupo Bimbo invertirá 160 millones de dólares en la renovación de sus plantas productivas en el Distrito Federal, anunció este jueves su presidente Daniel Servitje.

Durante la inauguración de su primer Centro de Ventas Ecológico, el directivo indicó que estos recursos también contemplan la ampliación de la capacidad de producción de la compañía y la modernización en sus centros de distribución.

“Las tecnologías que vamos a estar instaurando son básicamente productivas, la modernización de nuestras líneas de panes y bollería, así como la parte de la tecnología asociada a la distribución”, afirmó Servitje.

Comentó que en los próximos dos años modernizarán muchas de sus plantas al igual que centros de distribución.

Este jueves la empresa inauguró el primer Centro de Ventas Ecológico en el Centro Histórico de la ciudad de México, con una inversión de 20 millones de pesos.

El proyecto contará con 73 vehículos de distribución que transitarán con motores eléctricos, precisó la empresa en un comunicado.

Servitje recordó que la compañía vio su origen en la capital del país, que actualmente es una de las principales sedes de operaciones y distribución comercial de la marca, y que concentra el 20% de los colaboradores a nivel global.

“Hace menos de un año inauguramos el parque eólico Piedra Larga, y hoy nos encontramos usando esta fuente renovable de energía para alimentar las operaciones de vehículos que no generan emisiones al ambiente”, afirmó.

El Centro de Ventas Ecológico cuenta con sistemas de captación de lluvia y reciclado de agua para la limpieza de los vehículos, tiene un aerogenerador, celdas solares y mecanismos de iluminación eficiente”.

Vi salir las primeras camionetas movidas por el viento, en mi México del futuro.

Mi jueves pasado se convirtió en un día de esperanza y optimismo.