Idioma

 

Comparte En:

Sustentabilidad

06 Dic 2012

“Si somos buenos con la gente, ellos nos darán el mayor valor para ser la mejor empresa” Roberto Servitje Sendra

Horneando un mejor mundo empresarial
Por: Nancy Díaz Cabañas
Fuente: Revista Wobi

Sólo 60 años le tomó convertir a Grupo Bimbo en un modelo de sustentabilidad a escala global. Por su labor, Roberto Servitje Sendra, fundador y presidente del consejo de administración, fue reconocido con el máximo galardón empresarial: el Business for Peace Award.

Tenía menos de 20 años cuando ya su familia operaba una pequeña pastelería llamada "El Molino", y cuando su incipiente olfato empresarial le llevó a reconocer que había una gran oportunidad de mercado en la fabricación de pan blanco. Seis décadas después de trabajo y liderazgo, Roberto Servitje Sendra, fundador y presidente del Consejo de Administración de Grupo Bimbo, fue reconocido con el máximo galardón mundial al que un empresario puede aspirar: el Business for Peace Award.

El mejor conocido como Premio Nobel Empresarial se fundó en 2007 para reconocer al empresario global que ha dedicado su energía de forma ética y responsable con el objetivo de crear valor para su empresa y para la sociedad. El galardón encabezado por los premio nobel Muhammad Yunus, Michael Spence y Wangari Maathai, fue otorgado en 2010 a Roberto Servitje Sendra. Dos años después, además fue invitado como orador principal de esta entrega.

Aquel 7 de mayo de 2012 en que subió al estrado del Oslo City Hall a dictar cátedra, el mayor de la capital noruega, Hallstein Bjercke, advirtió que Servitje Sendra podría “reclamar” ser uno de los “escultores” de la cultura de la responsabilidad empresarial. “Desde antes que el término y esta cultura se pusiera de moda, Mr. Roberto ya lideraba con la filosofía de beneficiar a todos los integrantes de su empresa. Siempre ha sabido que la alianza entre la empresa y sus empleados, consumidores, proveedores y clientes, es lo que la lleva al éxito. Esta sabiduría integral y de respeto la ha aplicado por más de 50 años y, por eso, es ícono global de la responsabilidad social empresarial”, presumió el diplomático noruego.

“La caridad bien entendida empieza en casa. Esto significa que la verdadera responsabilidad empresarial empieza en nuestras empresas”.

Al tomar la palabra, el empresario mexicano no decepcionó y confirmó cómo su visión humanista ha determinado el éxito de Grupo Bimbo.

Altamente productiva, plenamente humana... “Estoy profundamente convencido de que los negocios deben reconocer su rol crítico y fundamental que tienen en la formación de la sociedad y de cómo evoluciona. Un buen amigo, Mr. Peter Drucker, afirmaba que los buenos negocios diseñan y dan forma a la sociedad en la que vivimos. Creo firmemente que un entorno creado por los negocios que son eficientes, honestos, responsables, y en donde prevalece la justicia, la verdad, la paz y armonía, definitivamente contribuyen a crear una sociedad con estas mismas características”, lanzó como apertura de su presentación.

Frente a un numeroso grupo de grandes empresarios del mundo, en aquella disertación de más de 30 minutos, delimitó cuáles son los valores y pilares sobre los que apoya su filosofía y en dónde radica su importancia social.

“De forma contraria, los negocios que son deshonestos e irresponsables, en donde prevalece la injusticia y la corrupción, son directamente responsables de los mismos males sociales”, acusó.

En esta lógica, explicó “los negocios, instituciones y compañías son lo que la gente es, y la gente será lo que sus jefes sean”. A esto agregó que los gerentes no pueden actuar diferente a lo que les dicten los ejecutivos de primera línea y los CEOs.

“No tengo que decirles cómo debe ser un líder, pero sabemos que es muy importante para el desarrollo de una compañía honesta, que su gente tenga valores y aptitudes necesarias para ser honestos. Y creo que deben ser seis estos valores”, precisó.

Integridad, tanto en su desarrollo profesional como en su vida personal, fue el primero de los valores que desarrolló. Inteligencia capacidad de relacionarse bien con la gente, es decir, sensibilidad, le siguieron. Y, finalmente, citó la efectividad, el liderazgo y el olfato de negocios.

“Como lo habrán notado, estas características tienen que ver con las personas. La base de la Responsabilidad Social la entendemos principalmente apoyada en el ser humano. No se trata de filantropía, cuidado ambiental o evitar la discriminación. Definitivamente estos temas son relevantes, pero nosotros nos centramos en las personas. En Grupo Bimbo lo expresamos de la siguiente manera. ‘Buscamos ser una empresa altamente productiva y plenamente humana’. Queremos construir una empresa sólida con un alma“.

Visión del futuro ambiental

Si bien las personas son un pilar crítico para el éxito de Grupo Bimbo, saben perfectamente que cuidar su entorno ambiental es fundamental para la subsistencia de su negocio. Es por ello, que han estructurado una estrategia sólida de cómo ser una empresa más verde. Así lo detalla en entrevista, Rosalío Rodríguez Rosas, VP de Sustentabilidad Ambiental de Grupo Bimbo.

- ¿Cómo está estructurada la estrategia de sustentabilidad ambiental de grupo Bimbo? Desde 1991 Grupo Bimbo formalizó su política en materia de energía y uso racional de los recursos naturales en sus procesos de producción y distribución. en 2002 implementó un sistema integrado de gestión ambiental dentro de todas sus plantas de producción en México, y en 2007 inició su programa “comprometidos con el medio ambiente”, con el propósito de reducir el impacto ambiental de todas sus operaciones.

Con esta estructura fue necesario realizar un cambio en la forma de atender el tema de medio ambiente. Por ende, en 2011 se crearon comités. Estos comités son: Comité Estratégico de Medio Ambiente, Comité Técnico de Medio Ambiente y Comité Operativo de Medio Ambiente.

- ¿Cuáles son los pilares en los que se apoya su estrategia ambiental? Con el objetivo de dar continuidad a las prácticas e iniciativas enmarcadas en el programa “Comprometidos con el Medio Ambiente”, Grupo Bimbo tomó la decisión de evolucionar en tres grandes líneas de acción: Reducción de huella de carbono, Reducción de huella hídrica y Manejo integral de residuos.

- ¿Cómo transmiten esta cultura dentro de la organización? Establecimos un esquema de trabajo a través de equipos multidisciplinarios en conjunto con los comités operativos. Cabe mencionar que trabajamos con herramientas como Kaizen, donde analizamos datos para que cada área de la compañía participe y distinga áreas de mejora.

- ¿Algunos ejemplos de acciones innovadoras en materia de sustentabilidad ambiental que ha emprendido Grupo Bimbo? La reducción de la huella de carbono, todas sus iniciativas y programas en materia de ahorro de energía, tecnología en vehículos híbridos y la reciente integración de los vehículos con tecnología NGT (natural gas technology), empaques degradables, compras verdes y utilización de energía renovable a través del parque eólico Piedra Larga.

- ¿Cómo han impactado a sus proveedores y cómo les han ayudado a ser más sustentables? Grupo Bimbo ha implementado un código de conducta para proveedores que cuenta con un claro enfoque en temas de responsabilidad social empresarial y sustentabilidad ambiental.

- ¿Cómo miden el éxito de su estrategia? Se desarrolló en Bimbo Bakeries usa la herramienta BEST (Bimbo Environmental Sustainability Tool), que ha implicado una inversión aproximada de 400,000 dólares. BEST es una herramienta que procesa los datos ambientales de nuestra operación diaria para detectar y medir cualquier tipo de desperdicio (agua, energía, producto o costo adicional) en cada uno de nuestros procesos de producción. BEST nos permite monitorear el impacto real económico y ambiental en cada proceso.

¿Cuál es el siguiente paso en materia de la sustentabilidad global? Considero que un factor fundamental es la continua búsqueda de sinergias entre los gobiernos, la iniciativa privada y la propia sociedad.

Sustentabilidad integral

Y no es que Grupo Bimbo no comprenda a la perfección todos los factores que involucran una profunda estrategia de Responsabilidad Social Corporativa o, como ahora se le conoce, de Sustentabilidad. De hecho, sus políticas se dirigen hacia la resolución de cuatro aspectos: salud de sus consumidores, ambiente, sociedad y colaboradores. Y todos los resultados de las acciones emprendidas en cada uno de estos ámbitos, se publican al público en general y los inversionistas en su Reporte Anual, el cual está calificado y aprobado bajo los estándares de la Global Reporting Iniciative.

“También nos preocupamos por nuestros clientes y consumidores, y reconocemos que tenemos que crear relaciones ganar-ganar con nuestros proveedores. A nuestros consumidores les servimos bien, les damos la mejor calidad, precio y servicio. Somos serviciales, productivos y creativos para brindarles el mejor producto”, agregó Servitje Sendra

“Asimismo, respetamos la ley y costumbres de cada una de las localidades en donde operamos y, cuando es posible, contribuimos a causas sociales. Y un área importante a la que también hemos dedicado mucho esfuerzo e inversión es a la ambiental” .

Alineado a muchas de las acciones que desarrollan para ser una empresa menos contaminante, detalló que utilizan de forma eficiente el agua y se preocupan mucho por reducir su contaminación, así como por usar fuentes de energía renovables.

Ejemplo de ello es el nuevo Parque Eólico recién inaugurado en el estado de Oaxaca en México, el cual es el más grande del mundo. Este parque constituye la conversión a energías renovables más grande e importante de la industria alimentaria a nivel mundial.

Estas acciones, admitió Roberto Servitje, no las emprenden por librar exigencias legales o administrativas, sino porque realmente creen que es su responsabilidad cuidar el entorno en el que trabajan.

“Si una empresa no hace esto, entonces no se puede llamar a sí misma sustentable”.

En su más reciente reporte anual, Grupo Bimbo destaca que los indicadores que miden su desempeño en los rubros de sustentabilidad, mejoraron entre 2010 y 2011. Además, se detalla que este desempeño debe mejorar. “En 2015 confirmamos nuestro liderazgo en Responsabilidad Social y la implementación del modelo en todas nuestras operaciones, fortaleciendo la ventaja competitiva y respondiendo a las necesidades de nuestros grupos de interés”, dicta su visión.

Entre sus logros más relevantes del último año, su reporte deja ver que en 2011 en materia de salud del consumidor, mejoraron más de 700 productos, reduciendo principalmente grasas totales, grasas saturadas, sodio y azúcar. Desarrollaron además, 160 productos con perfil nutrimental y se impulsó la promoción de un estilo de vida saludable.

En lo que se refiere al tema ambiental, reportan que entre 2009 y 2011 redujeron 6.2% su huella de carbono, lo que representó la eliminación de más de 82,000 toneladas de dióxido de carbono. De la misma forma, su huella hídrica bajó 3.9% al dejar de consumir 150,000 metros cúbicos de agua. Además, reciclaron 72% de los residuos generados en las plantas de México, Centro y Sudamérica.

Hablando de su compromiso social, destacan que siguieron apoyando a sus proveedores con financiamientos que aumentaron 15%, mientras que se apoyó a más de 300 organizaciones de la sociedad civil. Para ello, más de 47,000 colaboradores de Grupo Bimbo dedicaron sus horas y el tiempo de su familia para ayudar.

Por último, en lo referente a lo que hacen por sus colaboradores, subrayan las más de 2.4 millones de horas de capacitación para su gente y la apertura de 600 cursos online a través de su Universidad Virtual Bimbo. Y, con el objetivo de darle un lugar relevante al tema de la no discriminación, se impartieron cursos sobre derechos humanos a 9.0% de los colaboradores.

El discurso de Roberto Servitje Sendra en aquel foro internacional está apoyado por una serie de acciones sustentables evidentes, sólidas y bien estructuradas, que se pueden observar en la operación diaria de la empresa y que ahora la hacen convertirse en referencia global.

“En algún momento me preguntaron que cómo se podía tener una empresa muy rentable y muy humana. Yo respondí que no podía entender cómo se puede tener una empresa exitosa sin ser también muy humana. La caridad bien entendida empieza en casa, dicta un dicho mexicano. Esto significa que la verdadera responsabilidad empresarial empieza en nuestras empresas. Si somos buenos con la gente, ellos nos darán el mayor valor para ser la mejor empresa”, concluyó el empresario.